22
sep

Las burlas pueden ser poderosas si le damos lugar en nuestro corazón, esto genera temor e inseguridad de lo que somos capaces. El temor o la intimidación suele dar resultado porque vienen envueltos en frases precisas que están diseñadas para abatirnos, en Nehemías 4:1-9 vemos como Sanbalat comenzó con la oposición y burla hacía el trabajo que estaban realizando los judíos.
Hagamos una lista de las palabras con las cuales Sanbalat quería desanimar y sembrar temor en el pueblo:
1. “Débiles”: tenía el sentido de marchitos o miserables; el pensar que uno no tiene fuerzas no es errado, la realidad es que dependemos del poder de Dios como dice 2 Corintios 12:9.
2. “Acabaran en un día” es una frase que busca hacerte pensar en lo largo de la obra y que termines abandonado. ¡No creas la voz del enemigo! Camina un paso a la vez y llegaras a la meta.
3. “¿Resucitaran piedras quemadas?”, las pierdas esta viejas y dañadas, es otra manera de decir “no tienes recurso” no lo intentes.
Por último, el resultado será tan débil que: 4. “una zorra lo derribará”. Estos cuestionamientos tienen algo de verdad desde una perspectiva humana, pero nosotros debemos edificar desde una visión divina. ¿A quién le creerás? Siempre habrá voces que quieren desanimarte. Pero la voz de Dios con sus promesas es la que debe guiarte. En el versículo 4:9 dice que Nehemías volvió a orar, es allí que está el secreto del poder, es por eso que edificaron y terminaron porque encontraron en Dios y en sus promesas lo que quizás tú has perdido: “Animo para trabajar”
¿Qué voz estas escuchando hoy? El enemigo siempre va a querer tener la razón y hacerte sentir incapaz de lograr aquello a lo que Dios te ha enviado o llamado, siempre es necesario recordar que si Dios está contigo no hay porque temer. Que hoy tu confianza y fortaleza de estar puesta en Dios y que puedas decir ¡YO NO TEMERÉ PORQUE DIOS ESTA CONMIGO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *